Publicado en Uncategorized

Día Bloom – 2 –

CARTA PARA CINDY ÁLVAREZ

Duitama – 13 – VI – MMXII.

Querida Cindy:

Hace dos años tuve el gusto de visitar Dublin y participar del ” Día Bloom ” gracias a los buenos oficios de Samuel Riba, editor y amigo. Ahora su merced goza del privilegio de ser ciudadana irlandesa, y no estaría mal que disfrutara de ese acontecimiento sin par entre los festivales literarios.

Le sugiero el siguiente itinerario:

Una suerte de sesión inaugural.La visita al Puente O’Conell, en el norte de Dublin, donde inicia O’Conell Street. Nadie cruza por ese puente sin ver un caballo blanco.

Aunque parezca obvio, conocer el lugar donde inicia Ulises, la plataforma de tiro de The Martello Tower en Sandycove, Buck Mulligan se afeitó allí, es asistir como testigo preferente a una experiencia sensorial, al comienzo de la literatura en el siglo Veinte. Parece mentira, pero pocos turistas o curiosos acuden a ese lugar. 

Después, una cerveza ligera dentro del pub Finnegans en Dalkey, cerca de la torre, le dará ánimo suficiente para lo que sigue. Piense en el cementerio Glasnevin – donde terminará la parte diurna del viaje – . Por favor, no lo olvide. 

El 16 de junio, ” Día de Bloom “, inicie su jornada desayunando vísceras cocinadas a la manera de los personajes joyceanos. 

A las 11:00 de la mañana de ese día deténgase en Meeting House Square, armada de toda la paciencia posible. Oirá la lectura pública de Ulises .No importa si se le escapa el sentido del libro gracias a las voces vivas. La música de esas palabras, no la comprensión, la acompañarán por el resto de su vida. 

Hacia el final del 16 diríjase al cementerio católico de Glasnevin. Observe las rejas de la entrada, los “chopos oscuros”, las “raras formas blancas”. Y recuerde, antes del ingreso, que la literatura es ante todo una suma de narraciones y cantos con la cual convivimos siempre, aunque no la notemos.

Acuda a la tumba de Paddy Dignam. Reviva en la memoria a quienes bien la esperan, Cindy.

Image En la puerta del campo santo, ya de regreso, conozca el pub de John Kavanagh o The Gravediggers, nunca mencionado por James Joyce y sin embargo desde mi punto de vista el eje mismo de lo literario: un cementerio con bar. Allí, la lectura de un poeta irlandés y de uno colombiano (Yeats y Aurelio Arturo, por ejemplo) le brindarán consuelo.

De noche camine por Eccles 7 Street, al noreste de Dublin. Allí viven Leopold y Molly Bloom. Salúdelos de mi parte. Y cite en mi lugar aquella sentencia de Augusto Monterroso tan inapropiada para ese momento: “En literatura no hay nada escrito”. 

En el celoso letargo que precede al sueño, mientras intenta dormir, rememore a Nabokov cuando dijo lo de James  Joyce escondiéndose en su propia novela, mientras se oculta en Stephen Dedalus, quien piensa desde luego en Shakespeare, maestro del ocultarse, asunto del capítulo Cuarto,Segunda Parte.

Cuando pueda, y sé que logrará encontrarlo, busque en Dublin el pub Coxwold, con fama de mito o de franco embuste. Si lo halla, agradecería el envío de una o dos fotografías del lugar.

Miembros de tres culturas distintas, personajes del argentino Adolfo Aristaraín, del cubano Vicente Feliú y del japonés Yukio Mishima saben que el mar es uno de los sosiegos inobjetables que poseemos como ínfimos seres humanos. Un día de estos, antes o después del “Día de Bloom”, cuando se sienta desarraigada, melancólica, sin un sitio específico, vaya al puerto de Howth, en el extremo norte de la Bahía de Dublin. Observe el mar. Y recuerde el final montañoso, no marítimo, de Los Muertos . Un cigarrillo John Player King Size, su humo esplendente surcará el Atlántico y llegará hasta nuestra aldea, donde sus padres y amigos aun la esperamos. 

La vida no pasa. La vida ya pasó. Y a veces, James Joyce lo sabía, no existe más justificación para este nudo sin apretar, la existencia, que escribir un libro. 

“Pero después de todo, no sabemos

si las cosas no son mejor así,

escasas a propósito…”

versos de Jaime Gil de Biedma con los cuales no la despido, sólo trato de prolongar mi saludo. 

Con afecto, 

drm.

Anuncios

Autor:

Psile et psole.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s