Publicado en Uncategorized

Sonido de los sueños

Una figura esférica de lector está definida en la anécdota de Adolfo de Obieta acerca del escritor Macedonio Fernández referida por Ricardo Piglia en Formas Breves : ” Un pianista insomne busca, en la noche, los restos de una música que se ha perdido.Son siempre pasos en la nieve:marcas silenciosas en una superficie blanca.Allí se encierra el sonido de los sueños “.

Macedonio sueña una música mientras duerme, se levanta de madrugada a tocarla en el piano. Mientras los demás duermen. Mientras el mundo prosigue en su reposo o en su insidia, un hombre interpreta en su instrumento una melodía presentida. Del mismo modo el lector hace suya la melodía de lo que lee mientras el mundo, este mundo que le es ajeno al leer, duerme o está narcotizado en sus soporíferas labores. 

No importa lo que presienta, lo que espere, un libro (los Ensayos de Montaigne o Levantad, carpinteros la viga maestra de Salinger) no lo dejará incólume. Ni igual. Porque al brindarse a la interpretación – al dejarse interpretar – el lector también trata de hallar esa música que se ha perdido, ese sonido de los sueños. 

Anuncios

Autor:

Psile et psole.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s