Publicado en Uncategorized

HOJA SETENTA Y CUATRO

Image

 

 

Hoja Setenta y cuatro

 

Diga su nombre.

Enlace las letras y sílabas de su nombre a los nombres de sus padres. Mire un aviso escrito por algún advenedizo en el muro blanco del costado izquierdo. Léalo, con alta voz y sentido de proclamación. ¿Por qué su nombre, de preferencia sus letras, resaltan en el aviso? ¿Por qué el color del aviso es tan cercano al del muro?

Ubique con prístina claridad la ligazón entre los nombres de sus padres y los de sus abuelos. Y entre estos y los de sus bisabuelos. Si en teoría su nombre y los de esta pequeña multitud son tan divergentes, explique ¿cuál es la razón de la insólita semejanza que ahora les halla?

Pronuncie todos los nombres en voz baja. ¿Parecen palabras de otros idiomas? Si es así, primero regodéese en una nueva pronunciación. Y déjelos tranquilos. Un nombre extraño siempre es un nombre que emigra, y quizá esté soñando con largarse aquí. Justo lo improbable para el caso particular de usted.

Haga un último repaso a su propio nombre. ¿Detecta afinidad con el de un santo, mártir o remota autoridad religiosa?

Anuncios

Autor:

Psile et psole.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s